Johannesburgo.- El ex presidente sudafricano Nelson Mandela asistió junto a cientos de personas al funeral de su bisnieta, quien falleció la semana pasada en un accidente automovilístico.

La muerte de Zenani Mandela, de 13 años, obligó a Mandela a cancelar sus planes de asistir al partido inaugural del Mundial de futbol el viernes pasado, nublando el ánimo al inicio del espectáculo deportivo global.

Vestido con un abrigo negro, Mandela, de 91 años, llegó al funeral cuando ya había comenzado y caminó lentamente con ayuda hasta un asiento en primera fila acompañado por su esposa Graca Machel.

Compañeros de escuela y familiares de Zenani entraron a una capilla metodista de Johannesburgo, llevando cestas de flores antes de leer mensajes de condolencia que la describían como "una estrella innata" que amaba la música.

Zenani, fallecida dos días después de cumplir 13 años, era una de los nueve bisnietos de Mandela. Murió cuando el auto en el que se encontraba después del concierto oficial de inauguración del Mundial se vio involucrado en un accidente.

La supermodelo Naomi Campbell dijo en un mensaje de video grabado que consideraba a Zenani como una ahijada y recordaba cuando jugaban juntas.

"Estoy verdaderamente bendecida de poder decir que caminamos, nos reímos y jugamos a disfrazarnos", dijo Campell, y agregó que "ella permanecerá en mi corazón para siempre".

Zenani fue enterrada el jueves por la mañana.