Londres.- La agencia de calificación financiera Fitch rebajó la nota de BP aduciendo riesgos financieros por el incontenible derrame producido por una de sus plataformas en el golfo de México, un accidente para el que no estaba preparado, según reconoció el jueves el director general del grupo petrolero británico.

Fitch anunció en un comunicado que rebajaba de "AA+" a "AA" con perspectiva negativa la nota de British Petroleum (BP). Estas notas mantienen al grupo entre "los emisores de alta calidad".

"La rebaja de la nota de BP refleja la opinión de Fitch sobre los riesgos cada vez mayores sobre el perfil de actividad y de tipo financiero de BP luego del accidente de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México", indicó la agencia en un comunicado.

Fitch señala que BP "fracasó hasta ahora de manera repetida en sus intentos por frenar el derrame petrolero y regresó a métodos de contención que aún deben desplegarse y están sujetos a posibles problemas meteorológicos", en alusión a los frecuentes huracanes de verano en el golfo de México.

Señala también que la perforación de un pozo de auxilio "puede plantear riesgos y necesitar tiempo adicional para ser completamente eficaz".

Pagará 360 millones de dólares

La noticia se conoció luego de que BP anunciara este jueves que pagará íntegramente los 360 millones de dólares necesario para la construcción de seis secciones de islas artificiales destinadas a proteger Luisiana de la marea provocada tras el accidente de Deepwater Horizon.

"BP apoya la decisión del gobierno estadounidense de proceder a la construcción de seis secciones" de isla artificial, asegura en un comunicado, añadiendo que "el grupo financiará los 360 millones de dólares que costará la construcción".

El grupo petrolero ya desembolsó 1,000 millones de dólares en las operaciones de limpieza y contención y todos sus intentos por cortar de cuajo el derrame fracasaron, despertando el enojo de las autoridades en Washington.

En la situación actual, Fitch estima en 2,000 a 3,000 millones de dólares el costo de la operación de limpieza para este año aunque depende de la cantidad de crudo que llegue al litoral estadounidense.

Algunos analistas estiman que el costo total para la compañía podría llegar a 20,000 millones de dólares.

La agencia de calificación Moody's ya había rebajado el 5 de mayo de estable a negativa la perspectiva de evolución de la nota crediticia de BP.

Una crítica totalmente justa

El director general de BP, Tony Hayward, admitió que el grupo petrolero británico, que desde hace un mes y medio lucha contra la marea negra, no estaba preparado para semejante problema en alta mar.

"No cabe duda de que no poseíamos los instrumentos que hubiéramos necesitado en nuestra caja de herramientas", dijo el director general de BP en declaraciones publicadas este jueves por el Financial Times.

Aunque consideró que BP tuvo "mucho éxito" al impedir que la marea negra se acercase a las costas, aceptó que "era una crítica totalmente justa" decir que la firma no estaba totalmente preparada para semejante derrame en aguas profundas.

Hayward señaló que después de la catástrofe provocada por el petrolero "Exxon Valdez" en 1989, las empresas del sector habían creado un organismo de respuesta apropiada a la contaminación en la superficie, la Marine Spill Response Corporation (MSRC).

"El problema consistirá en dotarse de la misma capacidad de respuesta en aguas profundas", explicó.