Lile.- Los investigadores franceses que buscan los vínculos de Dominique Strauss-Kahn con una supuesta red de prostitución en la ciudad de Lille, en el norte del país, quieren ampliar al investigación para cubrir una supuesta violación cometida por el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional y tres amigos, dijeron el viernes los fiscales.

Strauss-Kahn se encuentra bajo investigación formal para aclarar si era consciente de que trataba con prostitutas y proxenetas cuando acudían a fiestas sexuales en Lille, París y Washington en 2010 y 2011, que supuestamente estuvieron organizadas por personas cercanas del círculo empresarial.

Los investigadores han pedido a los fiscales la ampliación de las pesquisas después de que una prostituta declarase que Strauss-Kahn y sus amigos la obligaron a practicar sexo en grupo cuando acudió a Washington para reunirse con él en diciembre de 2010.

La mujer no presentó una denuncia formal.

"La Fiscalía está estudiando la petición", dijo una portavoz del departamento. "Hay dos posibles opciones: que la petición sea desestimada o que la policía abra una investigación preliminar".

El abogado de Strauss-Khan, Henri Leclerc, declinó comentar las nuevas acusaciones. En marzo, Leclerc se comprometió a desafiar la investigación en marcha y dijo que el ex ministro de finanzas estaba siendo perseguido por sus "formas libertinas".

En un escándalo que acabó con sus ambiciones de optar a la presidencia de Francia, Strauss-Khan fue arrestado hace un año en Nueva York por los cargos, que luego fueron retirados, de intento de agresión sexual a una empleada de limpieza de un hotel.

El político francés renunció a su puesto al frente del Fondo Monetario Internacional y pasó una breve temporada en la cárcel neoyorquina de Rikers Island.

Después de la retirada de los cargos por la preocupación sobre la credibilidad de la víctima, Nafissatou Diallo, el caso siguió adelante con un caso civil. Un juzgado de Nueva York rechazó este fin de semana la petición de inmunidad de Strauss-Kahn, lo que significa que el caso puede seguir adelante.

La caída en desgracia de Strauss-Kahn propició la aparición de François Hollande como el candidato socialista para las elecciones presidenciales francesas y las encuestas de opinión le dan una ventaja de seis puntos sobre el actual presidente, Nicolas Sarkozy, en la segunda vuelta del domingo.

Strauss-Kahn, que fue una figura de altos vuelos en la escena internacional, ha mantenido un perfil público bajo durante la campaña electoral y fue rechazado por varios pesos pesados socialistas que abandonaron la fiesta de cumpleaños de un legislador celebrada el pasado fin de semana cuando descubrieron que él estaba allí.

Su nombre salió a la luz durante el debate electoral del miércoles, con Sarkozy diciendo que no aceptaría lecciones de moralidad de políticos que lo habían considerado como posible candidato. Hollande respondió que había sido el actual presidente el que lo había nominado para responsable del FMI.

Strauss-Kahn fue puesto bajo investigación formal en marzo en Lille, en un caso en el que ya han sido detenidas ocho personas, incluyendo dos hombres de negocios de la ciudad y un comisario de la policía.

apr