Antalya. Líderes mundiales prometieron el domingo una vigorosa respuesta ante la serie de ataques terroristas del grupo Estado Islámico en París, durante la jornada inaugural de una cumbre de dos días en Turquía. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que la violencia del viernes fue un ataque al mundo civilizado , mientras el mandatario ruso, Vladimir Putin, hizo un llamado a emprender esfuerzos globales para confrontar la amenaza.

Sin embargo, más allá de las críticas y las llamadas a la acción, no hubo grandes indicios de cómo los líderes pretenden combatir al grupo extremista. Los ataques en el corazón de Europa aunados a incidentes previos en Líbano y Turquía, así como el derribo de un avión ruso de pasajeros en Egipto dejan entrever que el grupo Estado Islámico se expande más allá de su base en Irak y Siria, ante el temor de Occidente.

Los cielos se han oscurecido por los horrendos ataques en París hace apenas día y medio , dijo Obama poco después de llegar a Antalya.

Putin pidió a las naciones colaborar con los esfuerzos para combatir el terrorismo y agregó que la lucha debe ser dentro de las leyes internacionales, la Carta de Naciones Unidas y los derechos e intereses soberanos de cada país.

Aunque funcionarios de EU informaron que Obama vio los ataques a Francia como un acto de guerra, advirtieron que no tiene planes de transformar su estrategia para desmantelar al Estado Islámico y dijeron que sigue opuesto completamente a una guerra terrestre por parte de soldados de EU en Siria. En su lugar, pronosticaron una expansión en los pasos que ya toma el país, principalmente con bombardeos aéreos y entrenamiento y equipamiento de misiones rebeldes en Siria.

Más tarde el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su colega ruso, Vladimir Putin, sostuvieron una reunión informal en el marco de la cumbre.

Los dos mandatarios tuvieron una conversación breve acompañados de la consejera de seguridad nacional de Obama, Susan Rice, y un asistente ruso. Su reunión fue visible en una toma hecha por la televisión turca local, pero no pudo escucharse la conversación.

EU informó que el encuentro de 35 minutos se enfocó en las conversaciones para poner fin a la guerra civil en Siria y que ambos mandatarios acordaron que esa nación necesita una transición política. Dicha transición sería precedida por negociaciones mediadas por la ONU y un cese al fuego.