Agentes de la Guardia Nacional eran movilizados este miércoles en Washington y estados vecinos para intentar restablecer el orden en la capital en medio del caos por la irrupción de manifestantes pro Trump en el Congreso de Estados Unidos.

El despliegue de refuerzos fue anunciado por la Casa Blanca y el Pentágono y confirmado por Ralph Northam, el gobernador demócrata de Virginia, estado vecino de la capital federal.

También el vecino Maryland anunció el despliegue de sus guardias nacionales y policías estatales.