ZURICH, Suiza.- El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, pidió el sábado a Rusia que ponga fin "inmediatamente" a su apoyo a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, que anunciaron haber lanzado una ofensiva contra el puerto estratégico de Mariupol.

Kerry reclamó igualmente a Moscú "el cierre de la frontera internacional con Ucrania y la retirada de todas sus armas y combatientes y apoyo financiero", mediante un comunicado emitido en Zurich, al término de su asistencia en el Foro Económico de Davos.