La vicepresidenta Joyce Banda fue investida el sábado presidenta de Malaui para suceder a Bingu wa Mutharika, cuyo deceso fue anunciado en horas de la mañana, y llamó inmediatamente a la unidad y a la reconciliación.

Conforme a la Constitución, el poder paso a manos de la vicepresidenta Joyce Banda, hasta las próximas elecciones, previstas en 2014.

"Quiero que miremos todos hacia el porvenir con esperanza y un espíritu de unidad. Espero sinceramente que no haya lugar para la revancha. Espero sinceramente que vamos a permanecer unidos", declaró Joyce Banda, una figura de la oposición que los partidarios del difunto presidente que quisieron impedirle acceder al poder.

"Por el momento, pido a la Nación que se concentre en el duelo de nuestro padre", Bingu wa Mutharika, con quien había hecho equipo durante seis años antes de ser excluida del partido gubernamental y de convertirse en una encarnizada opositora.

El gobierno de Malaui confirmó el sábado la muerte del presidente Bingu wa Mutharika, dos días después de que fuentes políticas y médicas anunciaran su fallecimiento debido a un ataque al corazón.

"Tenemos la tristeza de anunciar que el presidente de Malaui Bingu wa Mutharika falleció", afirmó Bright Msaka, secretario de la presidencia y del gobierno, en un comunicado leído en la radio.

Víctima de un infarto, Bingu wa Mutharika, de 78 años, se desplomó el jueves en el palacio presidencial, y fue llevado inconsciente al hospital central de la capital de esta nación de sureste africano.

Fuentes médicas y políticas anunciaron su muerte, pero las autoridades no la confirmaron, dejando al país en una situación de incertidumbre.