Roma.- Las autoridades italianas han puesto fin a la búsqueda de cuerpos en las secciones sumergidas del crucero Costa Concordia más de dos semanas después del naufragio en la costa de una isla toscana, indicaron responsables oficiales el martes.

Un comunicado de la autoridad de la protección civil indicó que las condiciones en el crucero impidieron que los buzos siguieran trabajando de forma segura en las áreas sumergidas del barco de 290 metros de eslora.

La decisión, indicó el texto, se tomó tras informar a las familias de las 15 personas que siguen desaparecidas.

Además de estas personas, se han rescatado 17 cadáveres desde el accidente del 13 de enero en el que el Concordia, con más de 4.200 pasajeros y tripulantes a bordo, chocó contra una roca cuando su capitán se acercó a 150 metros de la pequeña isla de Giglio.

El presidente ejecutivo de la propietaria del barco, Costa Cruceros, dijo el martes ante un comité del Senado italiano que todos los sistemas de seguridad a bordo del barco estaban en orden en el momento del accidente, pero que podrían haberse producido retrasos antes de iniciar la evacuación.

"Sabemos que hay una secuencia de órdenes que hay que dar antes de la evacuación. Algunas de estas órdenes se dieron , pero no estamos seguros del momento o de quién las dio," indicó el presidente ejecutivo, Pierluigi Foschi.

"Posiblemente el período de tiempo entre una orden y la siguiente fue demasiado largo", agregó.

El capitán del barco, Francesco Schettino, está bajo arresto domiciliario y se le culpa de haber causado el accidente. También se le acusa de abandonar el barco antes de que completara la evacuación.

Los pasajeros se han quejado de que la evacuación fue caótica y algunos esperaron dos horas en botes salvavidas antes de poder abandonar el barco. Se han encontrado varios cuerpos, con el chaleco salvavidas puesto en zonas de reunión para evacuación que habían quedado sumergidas.

El máximo oficial de la Guardia Costera italiana, Marco Brusco, dijo la semana pasada que Schettino perdió "una hora preciosa" que complicó el desalojo del barco.

Costa Cruceros ha ofrecido 11,000 euros en compensación para cada pasajero que iba a bordo, en un intento de limitar los costos legales derivados del accidente.

Mientras, la búsqueda continuará en otras secciones del barco semihundido y en un área de hasta 18 kilómetros cuadrados alrededor de la embarcación, donde se ha detectado un número de objetos que según los investigadores podrían ser más cuerpos.

Los equipos de rescate tenían previsto comenzar a bombear más de 2,300 toneladas de diésel del naufragio esta semana , pero el mal tiempo ha demorado el inicio de las operaciones, que se espera lleven entre tres semanas y un mes.

Foschi dijo que Costa Cruceros, unidad de Carnival , sigue siendo una empresa fuerte pese al desastre.

"La empresa es fuerte a nivel financiero, está estructurada para ser fuerte. Mi preocupación ahora es que podamos recuperar nuestra imagen y la confianza de los clientes en Italia y en el mundo," dijo.

RDS