Moscú.- El presidente ruso Vladimir Putin afirmó hoy que una intervención militar en la vecina Ucrania sería un último recurso y rechazó de manera tajante que tenga intenciones de anexar la península de Crimea a su territorio.

Rusia utilizaría la fuerza militar en Ucrania como último recurso , afirmó Putin en sus primeras declaraciones sobre la movilización militar rusa en la república autónoma ucraniana de Crimea, iniciada el fin de semana y las posibilidades de una guerra.

En una conferencia de prensa con periodistas nacionales e internacionales ante el incremento de la tensión en Crimea, el mandatario reiteró que la guerra no es inminente como se ha estado especulado en los últimos días.

El uso de las tropas es el último recurso. No hay necesidad de hacerlo en este momento, a pesar de que la opción está sobre la mesa", aseguró el presidente, tras aclarar que cualquier intervención sería puramente de naturaleza humanitaria .

Si tomamos una decisión de desplegar tropas, sólo será para la protección de personas, Nuestras fuerzas armadas son amigos, hermanos de armas. Estoy seguro de que los soldados ucranianos y rusos estarán en el mismo lado", dijo, según un reporte de la agencia Ria Novosti.

El jefe de Estado de la Federación Rusa indicó que hasta el momento un total de 22,000 militares, incluidos varios regimientos antiaéreos, se pasaron a Crimea, pero subrayó que ello ha sido sin siquiera un disparo o enfrentamiento.

El Consejo de la Federación (cámara alta del Parlamento) aprobó el sábado pasado la solicitud de Putin de usar tropas en Ucrania para defender a ciudadanos de Rusia y a la población rusoparlante en Crimea hasta que se normalice la situación por la destitución del gobierno.

En este sentido, Putin condenó la destitución de Viktor Yanukovich de la presidencia ucraniana el pasado 22 de febrero y aseguró que las autoridades que ahora actúan en Ucrania son ilegítimas, pese a haber sido aprobadas por la Suprema Rada (Parlamento).

"El parlamento es parte legítima, pero todo el resto no lo es. El presidente en funciones (Oleksandr Turchyunov) no tiene ninguna legitimidad", dijo Putin y subrayó que Ucrania fue víctima de "un golpe de Estado anticonstitucional y un ataque militar del poder".

"Es claro que él (Turchyunov) no tiene ningún poder, desde un punto de vista legal el presidente de Ucrania es Yanukovich", dijo el mandatario y aclaró que no sentía ninguna simpatía por el líder ucraniano depuesto y que su único interés es la seguridad de los rusos en Ucrania.

Putin reiteró que Moscú no busca anexar la península de Crimea y subrayó que solo los habitantes de ese territorio, que cuentan con libertad de voto y garantías de seguridad, pueden y deben definir su futuro .

El derecho a la autodeterminación de la República Autónoma de Crimea está consagrado en documentos de Naciones Unidas y la comunidad internacional debe respetarlo, entre otras razones, porque permitió ejercerlo a los albaneses kosovares y en otras partes del mundo , asentó.

DECLARACIONES DE PUTIN SOBRE CRIMEA "NO ENGAÑAN A NADIE": OBAMA

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este martes que las razones esgrimidas por su homólogo ruso, Vladimir Putin, para justificar su incursión militar en Crimea "no engañan a nadie" y que la injerencia rusa en Ucrania contribuirá al aislamiento de Moscú.

Sin embargo, Obama también hizo hizo referencia a "informes" de que Putin, quien había dado una conferencia de prensa un poco antes, se había tomado una pausa para reflexionar sobre las alternativas a la crisis ucraniana.

El mandatario estadounidense señaló que la Unión Europea y aliados como Canadá y Japón creen que Rusia violó el derecho internacional.

"El presidente Putin parece tener otro equipo de abogados, tal vez otro conjunto de interpretaciones. Pero yo no creo que esté engañando a nadie", dijo Obama en un colegio en Washington DC.

Acusado por la oposición republicana de no ejercer un liderazgo firme en la crisis, Obama impugna la idea de que el envío por Putin de miles de soldados rusos a Crimea, parte de Ucrania, constituya una señal de fuerza de Moscú.

Afirmó, por el contrario, que la iniciativa era un "reflejo de que los países vecinos de Rusia tienen grandes preocupaciones y sospechas en relación con este tipo de injerencia". "Si algo conseguirán" con este tipo de iniciativa será "aislar aun más a Rusia".

mfh