Lima.- El militar retirado Ollanta Humala, de Gana Perú, ganaría los comicios presidenciales de este domingo en Perú, según sondeos a boca de urna divulgados poco después de concluir el proceso electoral.

Humala, de 48 años, consiguió 52.5% de los votos, según la encuestadora CPI, que dio 47.4% a Keiko Fujimori.

La empresa Ipsos Apoyo otorgó a su vez 52.6% a Humala y 47.5% a Fujimori.

Humala se ha comprometido a tender puentes e iniciar un pacto de concertación para garantizar la gobernabilidad del país luego de que esta quedara dividida tras estos resultados.

Los datos oficiales se irán dando a conocer en las próximas horas, informó la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) que pidió a los candidatos guardar calma y no adelantar triunfos para no generar incertidumbre.

ESTABILIDAD ECONÓMICA, ASEGURADA

Por su parte, el asesor económico del candidato nacionalista Ollanta Humala, quien habría ganado la elección presidencial de Perú, dijo el domingo que la estabilidad económica está asegurada, aunque pidió al Banco Central frenar un eventual ataque especulativo en los mercados financieros.

Humala, un militar retirado que ha moderado su discurso radical de izquierda, no es bien visto por los mercados que temen que cambiaría los principales lineamientos económicos que han hecho crecer al país sostenidamente y a una de las mayores tasas del mundo.

Félix Jiménez afirmó que no "hay razón para preocuparse", luego de que sondeos de opinión dieron al nacionalista una ventaja de al menos 5 puntos porcentuales sobre su contrincante Keiko Fujimori.

Si hubiera un ataque especulativo yo reitero y le pediría al banco central que haga su trabajo, el banco central tiene instrumentos para enfrentar un ataque especulativo", dijo Jiménez a periodistas.

" Incluso el propio ministro de Economía puede actuar para enfrentar un ataque especulativo", agregó.

El dinamismo de la economía de Perú, un gran exportador mundial de minerales, se debe a la fuerte inversión privada y a una política de libre mercado, entre otros factores.

"No hay razón para preocuparse, se mantendrá una política monetaria y una política fiscal responsable asegurando la sostenibilidad de las cuentas fiscales", precisó.

Analistas del mercado habían estimado que los mercados podrían caer en caso de un eventual triunfo de Humala.

ESPALDAS AL PASADO

El líder nacionalista que hace una década intentó derrocar al padre de su contendora, moderó su anterior discurso radical durante esta campaña y hasta suavizó sus propuestas de gobierno para atraer votantes de centro y calmar a los inversionistas.

Asimismo, prometió que seguirá un modelo más parecido al del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva que el de su otrora aliado, el mandatario venezolano Hugo Chávez, uno de los mayores líderes de la izquierda en Latinoamérica.

Sin embargo, el mundo financiero aún lo ve con recelo por las contradicciones en las distintas versiones de su plan de gobierno que presentó en los últimos meses. La bolsa de Lima perdió el equivalente a 14,000 millones de dólares tras su cómoda victoria en la primera vuelta de abril.

CAMBIO DE PIEL

Humala ha negado cualquier vinculación con Chávez y muchos peruanos creen que distribuiría mejor la riqueza del país, un gran exportador de minerales que pese a años de bonanza no ha logrado combatir la pobreza.

El militar retirado ha logrado el apoyo de importantes tecnócratas y ha afirmado que respetará la inversión privada, principalmente extranjera, que prevé ascienda a unos 40,000 millones de dólares en la próxima década en sectores clave como la minería, energía e hidrocarburos.

Un triunfo de Humala, asesorado durante la campaña por estrategas del gobernante Partido de los Trabajadores en Brasil, consolidaría la influencia regional del gigante latinoamericano.

En cambio, una victoria de Fujimori se veía más como una fortaleza para la incipiente alianza que países más abiertos de la región como Colombia, Chile y México empezaron a forjar de cara a robustecer sus lazos con Estados Unidos.

apr