Washington. Huawei Technologies Co, el gigante tecnológico chino involucrado en la guerra comercial del presidente Trump con China, e incluido en la lista negra como amenaza a la seguridad nacional, ayudó de manera secreta al gobierno norcoreano a construir la red inalámbrica comercial de comunicaciones del país, según documentos internos obtenidos por The Washington Post y personas familiarizadas con el acuerdo.

Huawei se asoció con la firma estatal china Panda International Information Technology Co Ltd, para desarrollar una variedad de proyectos cuyo panorama de colaboración se extiende a ocho años.

Las pruebas fueron entregadas a The Washington Post por un exempleado de Huawei.

Las revelaciones plantean preguntas sobre si Huawei, que ha usado la tecnología estadounidense en sus componentes, violó o no  los controles de exportación de EU para suministrar equipo a Corea del Norte, donde el régimen aislado ha enfrentado amplias sanciones internacionales por su programa de armas nucleares y abusos contra los derechos humanos.

Desde el 2016, el Departamento de Comercio, que no quiso hacer comentarios sobre el tema, ha investigado los supuestos vínculos entre Huawei y Corea del Norte, pero nunca ha encontrado elementos sólidos.

Respuesta de Huawei

A través de un comunicado, Huawei sostuvo que “no tiene presencia comercial” en Corea del Norte. Sin embargo, el vocero Joe Kelly se negó a abordar preguntas detalladas, incluso la que se refería a si Huawei había realizado negocios en Pyongyang en el pasado.

No cuestionó la autenticidad de los documentos compartidos, aunque también se negó a verificarlos.

“Huawei está totalmente comprometida a cumplir con todas las leyes y regulaciones de los países y regiones donde operamos, incluidas todas las leyes y regulaciones de control y sanción de las exportaciones” de las Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea, concluye la declaración.

Una vocera de Panda Group, la empresa matriz estatal de Panda International, declinó hacer comentarios a The Washington Post.

El descubrimiento del vínculo entre Corea del Norte y Huawei, cuyas actividades, ambiciones y presuntos vínculos con el gobierno chino han alarmado a los funcionarios de seguridad de Estados Unidos y Europa, generará sospechas sobre las ya existentes respecto al espionaje, poniendo en riesgo su comercialización de redes inalámbricas 5G.

“El solo hecho de que haya una conexión entre Huawei y Corea del Norte está destinado a generar problemas políticos y diplomáticos en Washington”, dijo Evans J.R. Revere, un exfuncionario del Departamento de Estado.