Con flores, cruces, velas y banderas, habitantes de El Paso, Texas, rindieron homenaje a las víctimas del tiroteo perpetrado el pasado sábado en un centro comercial de esa ciudad. Al menos 8 mexicanos están entre las 22 víctimas mortales. Los ciudadanos exigen al presidente Donald Trump que frene lo que consideran un discurso de odio hacia la comunidad latina.