Franja de Gaza. En un aparente retorno a la calma, Hamas, el grupo que gobierna Gaza, anunció un acuerdo de alto al fuego con Israel para poner fin al mayor estallido de violencia entre los dos bandos desde la guerra del 2014, mientras que Israel amenaza con atacar si hay una nueva agresión.

Mediadores egipcios intervinieron en el proceso “luego de que la resistencia logró evitar la agresión”, explicó Khalil al-Hayya, un alto cargo del grupo insurgente, añadiendo que otras milicias de la Franja se comprometerán con la tregua en la medida en que lo haga también Israel.

No obstante, el ministro de gabinete de Israel, Naftali Bennett, desmintió a la Radio del Ejército israelí sobre que se haya llegado a un acuerdo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, indicó que su Ejército infligió “el golpe más duro desde hace años” a los grupos palestinos en Gaza. “Reaccionó con fuerza a los disparos provenientes de Gaza, atacando decenas de objetivos terroristas”, añadió.

El ejército israelí afirmó haber identificado nuevos intentos de golpes por lo que atacó 65 posiciones militares del grupo islamista Hamas en la Franja de Gaza, en represalia a disparos de cohetes y obuses contra su territorio, algunos de ellos interceptados por los sistemas de defensa aérea, el martes y en la madrugada de este miércoles.

Sin embargo, horas después no se registró ningún nuevo disparo de cohetes y la Fuerza aérea israelí cesó sus ataques sobre el enclave palestino, alejando la perspectiva de una nueva guerra entre ambas partes.

Frente

La Franja de Gaza está rodeada por Israel, Egipto y el Mediterráneo. Israel dijo haber golpeado con su aviación y su artillería posiciones de Hamas y de Yihad Islámica, su aliado y segunda fuerza en el territorio.

Israel ha librado tres guerras en la Franja de Gaza con Hamas, la Yihad Islámica y otros grupos armados palestinos.