Ginebra, Suiza - Representantes del gobierno sirio y de la oposición se reunieron por primera vez cara a cara el sábado, algo inédito en casi tres años de cruento conflicto, en el marco de la conferencia de paz sobre Siria, Ginebra II.

Tras no lograrlo el viernes, ambas delegaciones se reunieron en la misma sala de la sede de la ONU en Ginebra con el mediador Lakhdar Brahimi, dijo la portavoz de este último, Corinne Momal Vanian.

Durante el encuentro que duró media hora, Brahimi habló, mientras ambas delegaciones escuchaban. Luego las dos partes se fueron a salas separadas y se preveía que Brahimi pasara de una a otra para permitir los intercambios.

"No fue fácil para nosotros sentarnos junto con la delegación que representa a los asesinos de Damasco, pero lo hicimos por el bien del pueblo sirio", dijo Anas al Abda, quien forma parte de la delegación de la oposición.

Por su parte, el jefe de la delegación del régimen, Bashar Jaafari, declaró a la AFP: "Quizás nos estemos tragando nuestro resentimiento, pero aquí estamos. Somos serios, tenemos instrucciones claras y venimos con una mentalidad abierta y positiva".

Se preveía que ambas partes volvieran a reunirse en la misma sala en la tarde del sábado para conversar principalmente de temas humanitarios, como la situación en la sitiada ciudad de Homs, según la oposición.

No obstante, representantes del régimen de Bashar al Asad afirmaron que se hablaría de temas más generales.

Pese a su corta duración, el encuentro constituyó un progreso, tras un difícil primer día de negociaciones, durante el cual los delegados del régimen de Asad acusaron a la oposición de obstaculizar las negociaciones y amenazaron con retirarse.

Ambas partes se reúnen por primera vez, en el marco de estas conversaciones impulsadas por Naciones Unidas, Rusia y Estados Unidos, en lo que constituye el mayor avance diplomático para intentar salir del conflicto que ha dejado decenas de miles de muertos desde 2011.

Representantes de la oposición afirmaron que querrían que las conversaciones del sábado por la tarde se concentraran en lo que está ocurriendo en Homs (centro), donde cientos de familias sufren bombardeos casi a diario.

"Hablaremos exclusivamente de (...) cómo terminar con el sitio de Homs, asegurando corredores humanitarios a las zonas asediadas y deteniendo los bombardeos y las matanzas del régimen", declaró a la AFP el representante de la coalición opositora, Ahmad Ramadan.

En cambio, según el viceministro de Exteriores Faisal Muqdad, " la situación en Homs, Alepo o cualquier otra parte merece ser analizada, pero hoy no hablaremos de estos temas, que requieren tiempo". "Hablaremos de temas generales", declaró a la AFP.

En Siria, los combates prosiguieron este sábado. Aviones del régimen bombardearon zonas controladas por los rebeldes cerca de Damasco y Alepo (norte), indicó el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña.

RRR