París. Caza-bombarderos Mirage 2000D franceses atacaron ayer domingo blancos islamistas en el norte de Malí, con lo que se amplió el alcance de la intervención militar de Francia en el país africano, además de que más tropas de tierra francesas llegaron a Bamako, la capital, señalando lo que parecía el comienzo de una larga campaña bélica.

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, anunció ayer que la administración de Barack Obama se ha comprometido a ayudar a la operación antiterrorista en Malí, al proporcionar ayuda logística, inteligencia satelital y reabastecimiento aéreo de combustible para aviones de combate franceses, en lo que calificó como una muestra de total solidaridad de Estados Unidos .

Le Drian manifestó que varios aviones llevó a 400 el número de soldados franceses en Bamako para proporcionar apoyo en la retaguardia y proteger a los ciudadanos franceses. Otros 150 -agregó- se han desplegado 420 kilómetros al norte alrededor de Mopti, la ciudad principal de la frontera entre el territorio controlado por el gobierno y las dos terceras partes del norte del país que han sido gobernadas por las milicias islamistas durante los últimos siete meses.

Los temores de que una ofensiva hacia el sur, llevada a cabo por varias milicias islamistas, estaba a punto de invadir Mopti llevaron al presidente francés, Francois Hollande, a ordenar la intervención militar francesa a partir del viernes. Le Drian indicó que la ofensiva islamista, que fue detenida por incursiones de helicópteros artillados franceses y bombardeos Mirage, pudo haber llegado hasta Bamako si Hollande no hubiera actuado con rapidez, lo que implica que las defensas del Ejército de Malí se habían derrumbado.

El Ministro manifestó que las tropas francesas y más aviones están en camino de sus bases en Francia, entre ellos, los avanzados caza-bombarderos Rafale. No comentó dónde se estacionarían en África.

Los aviones Mirage, actualmente involucrados en la operación, han volado desde bases aéreas francesas cercanas, entre ellas una en N’Djamena, capital de Chad, pero algunos helicópteros y otras aeronaves han volado desde una base aérea malí en Sevare.

Hay ataques todo el tiempo , afirmó Le Drian.

Human Rights Watch, una organización de vigilancia de los derechos humanos estadounidense, expuso que ha documentado la muerte de 10 civiles, entre ellos tres niños, en el bombardeo francés viernes y sábado por la disputada ciudad de Konna, al norte de Mopti.