La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos planea levantar la prohibición que existía desde siempre a la donación de sangre por parte de hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres y propondrá su sustitución por una prohibición más relajada, la cual aplicará sólo durante el primer año después de actividad homosexual, anunció la agencia.

Grupos de los derechos homosexuales, que han exigido desde hace mucho tiempo un cambio en dicha prohibición, denunciaron el anuncio, al afirmar que esperar que los donantes de sangre homosexuales permanezcan célibes durante un año no es razonable o médicamente necesario.

Desde 1983, la FDA ha prohibido que cualquier hombre donara sangre si había tenido relaciones sexuales con otro hombre. La política fue instituida en los primeros días de la crisis del sida, cuando se sabía muy poco sobre el VIH, y los temores sobre un virus que se transmitía exclusivamente entre hombres homosexuales y bisexuales se propagaban rápidamente.

Como las pruebas para el VIH en la sangre donada se convirtieron en un procedimiento estándar, las exigencias para que la FDA levantara la prohibición aumentaron exponencialmente. El año pasado, la Asociación Médica de EU pidió un cambio, ya que un miembro de la junta describió la prohibición como discriminatoria .

Peter Marks, director del Centro para la Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, indicó que la FDA redactaría las nuevas directrices a principios del 2015.