Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió “respeto” para el expresidente de Bolivia, Evo Morales, y defendió abiertamente su gestión al frente del gobierno boliviano.

“Respeto para Evo Morales, lo considero un buen gobernante, ésa es mi opinión, aunque esto no es lo que nos llevó a tomar la decisión que tomamos; se le dio asilo porque estaba en peligro su vida”, dijo AMLO.

El mandatario resaltó el origen de Morales al referirse a él como “el presidente indígena” que “dejó muy buenos resultados” en su país.

“Ojalá que se conozca cómo se comportó la economía y cómo sacó a Bolivia de ser un pueblo con mucha pobreza y marginación, cómo lo sacó adelante”, enfatizó el dirigente izquierdista.

Si el pueblo lo pide...

Evo Morales se presentó ante medios en el Museo de la Ciudad de México; comentó sobre su eventual regreso a Bolivia: “Si mi pueblo lo pide, estamos dispuestos a volver a pacificar”, afirmó, además ratificó que, debido a su condición indígena, fue víctima de un golpe de Estado que unió a cívicos y las fuerzas armadas.

Poco antes, en una entrevista con W Radio Colombia, incluyó a la Organización de Estados Americanos (OEA) en la lista de los golpistas.

“Vamos a volver tarde o temprano, por supuesto, mejor antes, para pacificar a Bolivia”, insistió.

Evo se fue de Bolivia pero no de la política.