Pyongyang. Corea del Norte presentó ante los medios a un ciudadano estadounidense que dijo haber llegado al país de forma ilegal, pero afirmó que no ha sido puesto bajo custodia y solicita asilo en Venezuela.

Arturo Pierre Martinez, de 29 años y procedente de El Paso, Texas, dijo haber entrado en Corea del Norte cruzando el río que la separa de China. Los detalles sobre cómo y cuándo llegó al país no estaban claros en un primer momento. En sus declaraciones a la prensa, Martinez criticó duramente a Estados Unidos por supuestas violaciones de derechos humanos.

Sus declaraciones coinciden con las sonoras protestas norcoreanas por una resolución de Naciones Unidas que podría abrir la puerta a que sus líderes se enfrenten a cargos de crímenes contra la humanidad por violación de derechos humanos, lo que planteó la posibilidad de que Martinez hubiera sido exhibido ante los medios con fines propagandísticos.

La madre de Martinez, Patricia Eugenia Martinez, dijo a CNN que su hijo es bipolar y ya había intentado antes acceder a Corea del Norte cruzando un río nadando, pero que lo habían detenido y devuelto a Estados Unidos, donde fue ingresado en un hospital psiquiátrico de California. Es muy listo, consiguió que el Tribunal le dejara salir, y en lugar de volver a casa con nosotros compró un billete y se fue a China. Pidió un préstamo en Internet y se fue a China , agregó.

La embajada estadounidense en Beijing le estaba buscando, expuso.