Barcelona, España.- El rey Juan Carlos de España, de 72 años, fue operado de una lesión pulmonar "benigna" que no "tiene ninguna célula maligna", está despierto y "se encuentra muy bien", declaró uno de los cirujanos que procedió a la operación en Barcelona.

Un primer análisis del nódulo pulmonar extirpado por la mañana mostró "que no tiene ninguna célula maligna" de tipo canceroso, declaró en conferencia de prensa el doctor Laureano Molins, que subrayó que se trata de una lesión "benigna".

El Rey "se encuentra muy bien, se encuentra despierto", añadió el médico, que precisó que en principio no necesitará ningún tratamiento postoperatorio.