Oakland. Tres meses después de que el Congreso se negara a financiar la totalidad del muro fronterizo de Donald Trump, por lo que el presidente declaró emergencia nacional, enfrentará el día de hoy en la corte una nueva prueba.

El juez federal de distrito en Oakland, California, Haywood Gilliam, escuchará los argumentos de varios grupos de la sociedad civil que presentaron demandas por los métodos de financiamiento utilizados por Trump (transferir fondos de los programas del Pentágono y del Departamento del Tesoro) por considerarlos inconstitucionales.

La audiencia de hoy será la primera de las muchas pruebas que tendrá una de las decisiones más controvertidas tomadas por un presidente de Estados Unidos a lo largo de la historia.

Trump solicitó al Congreso 5,700 millones de dólares, mismos que fueron rechazados; sí le autorizó 1,375,000 millones, una decisión que llevó a un cierre del gobierno durante 35 días entre diciembre y enero.

La decisión de Trump ha producido al menos siete demandas en tres tribunales federales diferentes. Una de ellas fue presentada por la Cámara de Representantes en Washington. Esta audiencia se llevará a cabo el 23 de mayo y la encabezará el juez de distrito Trevor McFadden.

Una de las demandas que el juez Gilliam analizará el día de hoy se sustenta en lo siguiente: la decisión de Trump “dejó en claro que su declaración de emergencia fue provocada por su incapacidad de obtener fondos para la construcción del muro fronterizo y no por una emergencia real a lo largo de la frontera”.

Los abogados de Trump restan importancia a las demandas alegando que como presidente tiene facultades para declarar emergencia nacional.