Washington. El número de migrantes detenidos a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos cayó 22% (64,000 personas) durante el mes de agosto, reveló el comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan, asegurando que la disminución se debe al acuerdo que Trump firmó con el gobierno mexicano.

Fue el mes de mayo en el que presentó el mayor número de arrestos en los últimos años, 144,000, una situación que llevó a Trump a amenazar a México con imponer aranceles a los productos que Estados Unidos le compra.

México respondió a la amenaza de Trump incrementando la seguridad en su frontera sur.

El ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, se reunirá el día de hoy con el vicepresidente Pence y otros altos funcionarios de la administración Trump para evaluar el esfuerzo del gobierno mexicano.

En declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca, Morgan dijo que la administración estaba “absolutamente animada” por la disminución de los arrestos, “pero sabemos que los números podrían mejorar”.

En general, el número de arrestos fronterizos ha disminuido 56% desde el acuerdo de México con Trump, el 7 de junio, dijo Morgan.

A pesar del fuerte descenso en el número de cruces fronterizos durante el verano, las detenciones en agosto se mantuvieron en su nivel más alto en una década respecto a los meses de agosto pasados, y la cantidad de migrantes detenidos durante el año fiscal 2019, que terminará el 30 de septiembre, probablemente alcanzará casi 1 millón, un nivel no visto desde la administración de George W. Bush.

Las autoridades mexicanas dicen que han cumplido sus promesas de reducir los números y creen que la amenaza arancelaria de Trump debería quedar fuera de la mesa.

En un tuit, Pence escribió que “todavía hay más trabajo por hacer”.  Al parecer, EU muestra a México que todavía no está satisfecho.

¿Tercer país seguro?

“Acabo de escuchar declaraciones del encargado (de Aduandas de EU). Reitero frente a las presiones: México no es ni aceptará ser tercer país seguro (...) No lo aceptamos”, escribió el funcionario mexicano en Twitter.

Nueva decisión de juez

Un juez federal en California volvió a considerar como inconstitucional la política de asilo del presidente Trump.

El juez federal de distrito Jon S. Tigar, de Oakland, dijo que la política no podría implementarse en ninguna parte de la frontera sur mientras se desarrolle la batalla legal sobre la misma. La Casa Blanca emitió un comunicado expresando su inconformidad.