Washington. La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) otorgó un contrato para construir aproximadamente 6.4 kilómetros de muro fronterizo en el sector del Valle del Río Grande (RGV), en el condado de Starr, en Texas.

En asociación con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EU, el proyecto se adjudicó el 26 de junio del 2019 a Southwest Valley Constructors por un monto de 33 millones 48,700 dólares y se prevé que la construcción comience a partir de noviembre del 2019.

A través de un comunicado, la CBP detalló que este proyecto incluye la construcción de postes de acero de entre 5 y 9 metros de altura, además de la construcción de carreteras, tecnología de detección e instalación de iluminación correspondiente.

En cuanto a los recursos destinados para su realización, se precisó que este nuevo tramo del muro fronterizo esta financiado por la designación de recursos del año fiscal 2019 de la CBP, por lo que no forma parte de la declaración de emergencia anunciada por el presidente Donald Trump para desbloquear fondos adicionales para su prometido muro, ante el presupuesto aprobado por el Congreso estadounidense, que no cumplió con las expectativas de su administración. Ni se extrae de ninguna otra fuente de financiamiento, incluidas las asignaciones disponibles para el Departamento de Defensa o el Departamento del Tesoro.

Este proyecto no se encuentra en ninguna de las comunidades que requieren una consulta adicional con los funcionarios electos locales del Condado de Starr según las asignaciones del año fiscal 2019.

Punto en la mira

El RGV se ubica en el sur de Texas y comprende cuatro ciudades: Escobares, La Grulla, Río Grande (que es la sede o cabecera del condado) y Roma.

Es el área más ocupada en la nación, y representa más de 40% de las detenciones de extranjeros ilegales, más de 43% de la marihuana incautada en la frontera suroeste para el año fiscal hasta la fecha, y ocupa el segundo lugar en cocaína incautada. El RGV representa un gran porcentaje de las detenciones de extranjeros ilegales en el sudoeste y las incautaciones de narcóticos, y la mayor parte de su actividad se produce en áreas donde el RGV tiene infraestructura, acceso y movilidad y tecnología limitados, según datos citados por la CBP.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza continúa implementando la Orden Ejecutiva 13767 del presidente Trump, también conocida como Mejoras de Seguridad Fronteriza e Inmigración, tomando medidas para planificar, diseñar y construir de manera expedita un muro físico utilizando los materiales y la tecnología adecuados para lograr el control operativo más eficaz de la frontera sur.

Se pretende con este proyecto mejorar la capacidad del sector RGV para impedir y negar los cruces ilegales de la frontera y las actividades de tráfico de drogas y personas de las organizaciones criminales transnacionales.

Mando

La CBP es la agencia fronteriza unificada dentro del Departamento de Seguridad Nacional encargada de la administración, el control y la protección de las fronteras de la nación en y entre los puertos oficiales de entrada. La CBP está encargada de proteger las fronteras de Estados Unidos, a la vez que hace cumplir cientos de leyes y facilita el comercio y los viajes legales.