Damasco. El ministro sirio de Relaciones Exteriores acusó a Estados Unidos de intentar crear un clima negativo en la segunda ronda de las negociaciones de paz en Ginebra.

Las reuniones entre el gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad y la oposición que desea su salida del poder concluyeron el sábado sin posibilidad de superar el atascamiento en casi tres años de guerra civil.

La crisis comenzó con manifestaciones pacíficas mayormente en contra de Assad en marzo del 2011, pero luego degeneró en una guerra civil con más de 140,000 personas muertas a causa de la violencia, de acuerdo con activistas.

Walid al-Moallem manifestó ayer que Estados Unidos intentó crear un clima muy negativo para dialogar en Ginebra . Sus comentarios fueron transmitidos por la agencia noticiosa estatal al volver el representante sirio de Ginebra a Damasco.

Washington respalda a la oposición en el conflicto sirio. Rusia e Irán apoyan al gobierno de Al-Assad.

Lajdar Brahimi, mediador de la ONU y la Liga Árabe, se disculpó con el pueblo sirio por no lograr llegar a un acuerdo.

Lo lamento mucho y me disculpo con el pueblo sirio porque tenían esperanzas muy, muy altas de que algo ocurriera aquí , indicó ayer Brahimi.

Se reporta que más de 5,792 personas han muerto en Siria desde que iniciaron las negociaciones en Ginebra el 22 de enero, según activistas.

Brahimi explicó a reporteros en Ginebra que la segunda ronda de negociaciones terminó el sábado con el gobierno sirio negándose a discutir cómo crear un organismo gubernamental de transición, como insiste la oposición y sus aliados occidentales.