Washington. Estados Unidos acusó el día de ayer a Irán por el ataque mortal contra un petrolero gestionado por un multimillonario israelí frente a las costas de Omán, algo que Teherán niega.

"Tras la revisión de la información disponible, estamos convencidos de que Irán llevó a cabo este ataque", dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en un comunicado.

El petrolero "Mercer Street" fue atacado con un drone el jueves en el norte del Océano Índico, en un operativo que mató a dos miembros de la tripulación.

"Estamos trabajando con nuestros socios para considerar nuestros próximos pasos y realizando consultas con los gobiernos dentro y fuera de la región sobre una respuesta adecuada", agregó Blinken.

Gran Bretaña también informó ayer que cree que Irán llevó a cabo deliberadamente el ataque en "una clara violación del derecho internacional".

Muy temprano, Irán había negado su participación en esta acción. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Saeed Khatibzadeh, dijo que Israel "debe detener tales acusaciones sin fundamento".

"Irán no dudará ni por un momento en defender sus (...) intereses y seguridad nacional", dijo en una conferencia de prensa.

El grupo británico Dryad Global, especializado en seguridad marítima, se refirió al ataque sufrido por el petrolero como "represalias en la guerra en la sombra" entre Irán e Israel.

El mar de Omán se sitúa entre Irán y Omán y allí se encuentra el estratégico estrecho de Ormuz, por el que transita buena parte del petróleo mundial y donde está presente una coalición dirigida por Estados Unidos.

Uno de los dos muertos: es británico, empleado de la empresa de seguridad Ambrey, y el segundo es un tripulante rumano, según indicó el operador del buque, Zodiac Maritime, una compañía internacional radicada en Londres y perteneciente al empresario Eyal Ofer.

Pruebas

"Acabo de oír que Irán intenta, cobardemente, eludir su responsabilidad en este tema, que niegan (cualquier implicación). Pero puedo afirmar con absoluta certeza que Irán llevó a cabo este ataque al buque (...) Hay pruebas de ello", dijo el primer ministro israelí, Naftali Bennet, ayer durante una reunión de su gobierno.

"Esperamos que la comunidad internacional le explique claramente al régimen iraní que comete un grave error. En cualquier caso, sabemos cómo enviar un mensaje a Irán a nuestra manera", añadió, sin precisar más.

El "Mercer Street", de bandera japonesa, navegaba sin cargamento desde Tanzania, hacia Fujaira, Emiratos Árabes Unidos.