El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, negó los rumores sobre su posible candidatura para reemplazar al presidente italiano Giorgio Napolitano, que dimitió este miércoles, al afirmar: "No es mi trabajo".

"Es evidentemente un gran honor que mi nombre circule, pero no es mi trabajo" declaró el banquero central en entrevista al diario alemán Die Zeit. Draghi añadió que no quiere "alimentar ninguna especulación".

Napolitano, de 89 años, anunció este miércoles su dimisión como presidente de la República italiana. El parlamento, donde ningún partido tiene mayoría, debe hallarle un sucesor que genere consenso.

El nombre de Mario Draghi como candidato potencial ha circulado de forma regular, aunque el presidente del BCE ha negado siempre estar interesado en el cargo.

"Lo que importa es el trabajo que ejerzo actualmente. Estoy feliz de poderlo ejercer, y seguiré ejerciéndolo", insiste Draghi en Die Zeit.

erp