Nueva York.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descartó hoy emprender una intervención militar más profunda en Siria, luego de que la semana pasada atacó bases militares de ese país.

En entrevista con The Wall Street Journal (WSJ), Trump rechazó una intervención militar completa, aunque precisó que consideraría una nueva ofensiva en caso de que se emplearán de nuevo armas químicas contra civiles.

Estados Unidos lanzó la semana pasada más de 50 misiles a una base aérea en Siria, luego que se reportaron ataques químicos con saldo de 72 muertos.

Agencias de Inteligencia de Estados Unidos señalaron al gobierno sirio como responsable de la agresión.

Tenemos otras peleas que son más importantes en lo que concierne a nuestra nación. No necesitamos arenas movedizas , expresó el mandatario.

Precisó, sin embargo, que nuevos ataques químicos o incluso agresiones con las llamadas bombas de barril, prohibidas igualmente por el derecho internacional, podrían provocar otra respuesta de Estados Unidos.

El mandatario pareció una vez más corregir el rumbo de su política sobre Siria y negó que exigiera la renuncia del presidente Bashar al-Assad como requisito para una solución política al conflicto.

Creo que es difícil de imaginar (la permanencia de Assad). No usaría la palabra imposible. Creo que la palabra imposible no está bien. Pero parece que ciertamente no tendrías un buen comienzo , aseguró Trump.

Acerca de Corea del Norte y sus ambiciones nucleares, el mandatario señaló que ofreció al presidente chino Xi Jinping un acuerdo comercial más favorable a cambio de su ayuda para enfrentar la amenaza de Pyongyang.