El maratón anual de Pittsburgh, en Pensilvania, fue alterado hoy luego de que la policía descubrió explosivos dentro de un pequeño horno de microondas, abandonado a un lado de la ruta, informaron las autoridades.

La policía de Pittsburgh informó que desvió la parte final de la carrera, luego de que los líderes de la competencia ya habían llegado a la meta, debido a que encontró un artefacto explosivo en una banqueta en la esquina de la Calle 11 y Avenida Penn.

La policía acordonó varias cuadras cerca de la meta del maratón y desvió a los corredores, mientras un equipo especializado en explosivos utilizaba un robot para desactivar el aparato, indicó el vocero policial James Kohnen.

Testigos en la zona escucharon el estallido controlado del explosivo alrededor de las 10:45 horas (14:45 GMT), y las autoridades levantaron el cordón de seguridad unos 15 minutos después.

Debido al incidente, la línea de meta fue trasladada de la Calle 13th y avenida Smallman a la Calle Nueve y Boulevard Fort Duquesne, y se suspendió la ceremonia de premiación, en la que debía ser galardonado el keniano Kipyegon Kirui, de 29 años, con un tiempo de dos horas, 17 minutos y 12 segundos.

La noche del sábado, la policía de Nueva York evacuó la plaza Times Square tras descubrir una camioneta deportiva con recipientes de gas propano, gasolina y fuegos artificiales, que está siendo revisada en busca de evidencias.

apr