Bengasi.- El ministerio del Interior libio destituyó a dos altos responsables de la seguridad en el este del país, informó una fuente oficial este lunes, seis días después de un ataque contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi.

El ministro del Interior decidió destituir al viceministro encargado de la región Este, Wanis al Sharef, y al director de la Seguridad Nacional en Bengasi, general Husein Bu Hmida, según los textos de las dos decisiones a los que tuvo acceso la AFP.

Según un primer documento, la destitución de Sharef fue decidida por el Consejo de Ministros durante una reunión el 12 de septiembre, día del anuncio de la muerte del embajador de Estados Unidos, Chris Stevens, en un ataque perpetrado la víspera contra el consulado estadounidense en Bengasi.

En otro texto firmado por el ministro del Interior, Fawzi Abdelali, se decidió nombrar al coronel Salahedin Doghman director de la Seguridad Nacional de Bengasi, segunda ciudad del país. El coronel Doghman sustituye en ese puesto al general Husein Bu Hmida.

El ministerio del Interior no ha designado sin embargo al sustituto de Wanis al Sharef en el cargo de viceministro encargado de la región Este.

Cuatro estadounidenses, incluido el embajador en Libia, murieron el martes pasado en un ataque contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi.

Inicialmente se atribuyó la autoría del ataque a manifestantes enfurecidos contra una película de pésima calidad realizada en Estados Unidos que denigra al profeta Mahoma.

Pero responsables libios y estadounidenses no han descartado la hipótesis de un ataque planificado, e incluso de una implicación de la red Al Qaeda.

Protestas musulmanes

mac