Nueva York.- El procurador general del estado, Eric Schneiderman, anunció que una fuerza a su cargo desarticuló la mayor red de gallos de pelea en la historia del estado, que involucraba unas 3,000 aves.

El domingo por la noche Schneiderman indicó en un comunicado, que la operación Angry Birds , una de las mayores en la historia del país, condujo a que 70 individuos fueran tomados bajo custodia y a que se presentaran cargos criminales contra nueves personas.

Esta investigación, una de las mayores en la historia de Estados Unidos, ilustra la existencia de las peleas de gallos en Estados Unidos, su brutal naturaleza y el vínculo que tienen con otras actividades ilegales , dijo el procurador en el comunicado.

Las autoridades informaron que el sábado en la noche realizaron una redada a un arena para gallos de pelea en el condado de Queens, en donde se organizaban este tipo de espectáculos dos veces a la semana.

Destacaron que en estos eventos, donde se cobraba un precio de entrada a todos los espectadores, también se vendía alcohol de manera ilegal y se usaban drogas abiertamente.

Asimismo, autoridades requisaron una veterinaria en el condado de Brooklyn y una granja en la comunidad de Plattekill, al norte del estado de Nueva York.

La oficina del procurador explicó que los gallos eran criados, entrenados y alterados con drogas con el fin de mejorar sus rendimiento, además de que se les habían colocado navajas en los espolones.

mfh