Líderes demócratas en la Cámara de Representantes pidieron a funcionarios del gobierno de Trump documentos internos respecto a la propuesta de enviar a inmigrantes detenidos a las llamadas ciudades santuario, que son mayormente bastiones demócratas.

En una carta dirigida al coordinador de asesores interino del presidente, Mick Mulvaney, y al secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin K. McAleenan, los jefes de los comités relativos a temas judiciales exigieron todos los correos electrónicos y comunicaciones sobre la intención del presidente.

“Estos informes son alarmantes. No sólo el presidente carece de la autoridad legal para trasladar a los detenidos de esa manera, sino que es sorprendente que Donald Trump y altos funcionarios de su administración estén considerando manipular las decisiones de liberación por razones puramente políticas”, escribieron el presidente de la Comisión Judicial, Jerrold Nadler, el presidente de Supervisión y Reforma del gobierno, Elijah E. Cummings, y Bennie G. Thompson, jefe de la Comisión de Seguridad Nacional.

A través de la carta, los demócratas solicitan los documentos relativos al tema escritos desde el 1 de noviembre del 2018 hasta el pasado lunes, fijando como fecha de entrega el 3 de mayo.

Trump busca una salida

La demanda de documentos se produjo luego de que Trump abrazara la idea de transportar a los migrantes a las ciudades santuario, argumentando que los demócratas deben apoyar su idea o negociar con él sobre el tema de inmigración. La vocera Sarah Sanders intentó minimizar la propuesta de Trump el pasado domingo al decir que el escenario se encuentra sobre la mesa.

En caso de que Trump libere a inmigrantes centroamericanos en regiones demócratas generaría profundas diferencias no sólo entre demócratas, también entre republicanos. Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional han determinado que no existe una base legal para castigar a los opositores políticos al liberar a los migrantes en sus distritos.

Para los principales funcionarios de Inmigración y Control de Aduanas, la política podría crear una carga indebida para su agencia; absorbería recursos.

A otros les parece que la decisión incentivaría a centroamericanos a cruzar la frontera.

Además de las solicitudes de documentos, los demócratas de la Cámara de Representantes consideran que el funcionario de la Casa Blanca, Stephen Miller, ha influido en varias de las políticas de inmigración de Trump, por lo que debería responder algunas preguntas.