La posesión de mariguana podría dejar de ser una infracción penal en Washington, en virtud de un proyecto de ley aprobado el martes por el Consejo de DC.

El alcalde Vincent C. Gray tiene la intención de firmar el proyecto de ley que despenalizaría la mariguana parcialmente mediante la imposición de multas en lugar de ir a prisión. DC se une a 17 estados que han adoptado medidas similares, pero no va tan lejos como Colorado o Washington, donde los votantes han legalizado la venta y los impuestos del cannabis.

El proyecto de ley equipararía fumar mariguana en público a beber una lata de cerveza, es decir, un delito menor con una pena máxima de 500 dólares y hasta seis meses de cárcel, frente a una multa de 1,000 dólares y una condena de un año de prisión.

En todo el país, los esfuerzos por la despenalización de esta droga han sido promovidos como una expansión de las libertades civiles que muestran el uso de mariguana recreativa como una elección personal con pocas consecuencias sociales y poca necesidad de supervisión gubernamental.

Sin embargo, en DC, el movimiento se ha concebido como una cuestión de derechos civiles.