Brasilia. El presidente Jair Bolsonaro calificó el día de ayer 27 de octubre, de "payasada" a la comisión investigadora que recomendó inculparle de delitos como "crímenes contra la humanidad" por su gestión de la pandemia.

"Cualquiera con un poco de criterio sabe que eso fue una payasada", dijo.

"La CPI (Comisión Parlamentaria de Investigación) causó daño, no a mí (...). Pero para fuera de Brasil, la imagen es pésima. Creen que estamos viviendo una dictadura, que estoy deteniendo a periodistas, que maté a gente en (la pandemia) del coronavirus", agregó.

El mandatario advirtió además que las conclusiones de la CPI podrían disuadir de "invertir" o "hacer turismo" en Brasil. "Eso nos perjudica a todos, impacta en la Bolsa, impacta en el dólar", sentenció.

El martes, 7 de los 11 senadores que investigaron la gestión del gobierno de la pandemia avalaron el texto presentado por el senador Renan Calheiros, en el que recomienda inculpar al mandatario por "crímenes contra la humanidad", favorecer una epidemia que resultó en muerte y "charlatanismo".

Tras la presentación del informe, el mandatario recibió el apoyo de Donald Trump, quien dijo que "Brasil tiene suerte de tener un hombre como Jair Bolsonaro trabajando por el país".