Lima.- El congreso peruano rechazó el martes dar su apoyo al jefe del gabinete de ministros del presidente Martín Vizcarra, desatando una crisis política en medio de un repunte de los casos de coronavirus, en una sorpresiva decisión que obliga al mandatario a conformar en los próximos días un nuevo equipo de Gobierno.

El voto de confianza al primer ministro Pedro Cateriano, designado a mediados de julio, fue rechazado por 54 legisladores del fragmentado Congreso, mientras que 37 dieron su respaldo y 34 se abstuvieron, tras una maratónica sesión parlamentaria que comenzó en la mañana del lunes.

Vizcarra, en un mensaje transmitido por televisión, criticó duramente al Congreso que, según el mandatario, "por primera vez en 20 años niega su apoyo a un gabinete conformado hace menos de un mes".

"El congreso decidió agregar otra crisis más en perjuicio de todos los peruanos", afirmó. "El cálculo político que no busca el bienestar de la población no será aceptado, los acomodos bajo intereses particulares no nos hará retroceder", agregó.

Cateriano, un político defensor de la ortodoxia económica, presentó en la víspera en el Congreso un ambicioso plan para reactivar la economía basado en el sector minero, al tiempo que admitió un rebrote de contagios y fallecidos por el Covid-19, en el último año de gestión del presidente Vizcarra.

"Esto es la respuesta a la soberbia, a la falta de propuestas. La gente se está muriendo en el país", dijo a periodistas el legislador y líder del partido Unión por el Perú, José Luna, a su salida del Congreso unicameral.

La mayoría de legisladores dijeron que Cateriano estaba priorizando la reactivación de la economía en lugar de la lucha contra la pandemia. Otros, ligados a influyentes universidades privadas cerradas por una fuerte fiscalización, criticaban al ministro de Educación por llevar una profunda reforma educativa.

"Desde aquí seguiremos impulsando la reforma universitaria, porque los jóvenes merecen contar con una educación de calidad. La reforma universitaria no se negocia", dijo Vizcarra.

El actual Congreso fue electo en enero tras la disolución del anterior el año pasado, luego de duros enfrentamientos con Vizcarra debido a discrepancias por una reforma política.

Se busca nuevo gabinete

Con el rechazo político al jefe del Gabinete, los 19 ministros deben presentar su renuncia al presidente Vizcarra, quien no tiene partido ni representación en el Congreso y que en un plazo de tres días tiene que nombrar a un nuevo equipo.

Los casos de coronavirus ascendieron el lunes a 433,100, con 4,250 nuevos infectados en las últimas 24 horas. La cifra total de casos coloca a Perú como el tercer país con más contagios en América Latina, después de Brasil y México. En tanto, los fallecidos por Covid-19 en el país sudamericano suman 19,811, según datos oficiales.

En la decisión del Congreso sorprendieron el alto número de abstenciones en dos partidos que hubieran inclinado la balanza y el apoyo de la mayoría de legisladores del partido de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, que provocó el cierre del parlamento anterior con una férrea oposición a Vizcarra.

"La clase política representada en el Congreso, salvo contadas excepciones, no está a la altura de nuestros retos como país", dijo por Twitter el exministro de Economía Alonso Segura.

Cateriano había sido designado para liderar un gabinete de salida a pocos meses de las elecciones generales para suceder a Vizcarra, un centrista que goza de altos niveles de popularidad desde que tomó el poder el 2018 tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski por un escándalo de corrupción.

Perú prorrogó el viernes el estado de emergencia hasta fines de agosto y amplió la cuarentena a más de la mitad de las regiones del país, tras anotar en la última semana un récord de nuevos casos diarios de coronavirus -7,448 el sábado- desde fines de mayo.

Según proyecciones del banco central, la economía del país minero caerá este año un 12.5%, su peor registro en un siglo.