La mayoría de los estadounidenses considera que el presidente Donald Trump se ha inmiscuido en la investigación relacionada con la interferencia de Rusia en las elecciones del 2016 y la posible conspiración de la campaña de Trump, según una nueva encuesta. Sólo uno de cada cinco apoya su decisión de despedir a James Comey del FBI.

Tras la comparecencia de Comey ante el Congreso, una nueva encuesta de Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research muestra que 68% de los estadounidenses está al menos medianamente preocupado por la posibilidad de que Trump y sus asociados de campaña tuvieron relaciones indebidas con Rusia. Casi la mitad de los estadounidenses dijeron estar muy preocupados. Sólo tres de 10 dijeron que no están tan preocupados.

De los republicanos, 62% indicó que están nada o no muy preocupados por algún vínculo con Rusia. Aunque poco más de la mitad de los estadounidenses, expresó no estar de acuerdo con el despido de Comey, entre los demócratas el número aumenta a 79 por ciento. En total, sólo 22% de los estadounidenses apoya su despido. De seis de 10 estadounidenses que consideran que Trump intentó obstruir la investigación, la mayoría es demócrata e independiente. Sólo 25% de los republicanos considera que Trump interfirió en la investigación.

Entre demócratas, hay cierta ironía en la defensa de Comey. El año pasado lo atacaron por cómo manejó la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton. En general, 29% de los estadounidenses confía mucho en los dirigentes del FBI. Además, 52% confía de forma moderada y 18% prácticamente no confía.