Washington. El exdirector del FBI James Comey desestimó la decisión de unos republicanos en una comisión de la Cámara de Representantes según la cual no hubo colusión entre Rusia y la campaña de Donald Trump y dijo que la investigación fue un “desastre”.

La Comisión de Inteligencia de la Cámara Baja esta semana difundió un documento asegurando que su investigación halló que no hubo cooperación entre Rusia y la campaña del ahora mandatario.

“Se trata de un simple documento político”, dijo Comey en el programa Meet the Press, agregando que la investigación que realmente importa es la del fiscal independiente Robert Mueller.

Añadió que su análisis de los hechos en el momento en que fue despedido en mayo del año pasado no fundamentan la aseveración de Trump de que no hay pruebas de que hubo colusión entre Rusia y su campaña.

El partidismo “destruyó el comité”, dijo. “Es sólo un desastre”.

Comey declaró que aunque tuvo “una buena relación profesional” con el titular de la comisión Devin Nunes, considera que el trabajo de ese panel ha sido demasiado politizado. Nunes ha sido criticado por ser excesivamente leal a la Casa Blanca.

La declaración del comité, con todo, supone un espaldarazo al presidente de Estados Unidos en un momento en que el cerco se estrecha a su alrededor y en su lugar, congresistas republicanos ofrecen en el informe recomendaciones para evitar nuevos casos de intoxicación informativa.