China anunció este miércoles el endurecimiento de las restricciones a sus ciudadanos que viajen al extranjero en medio de una nueva ola de contagios por Covid-19 en el país.

El coronavirus estaba casi erradicado en China y la vida volvía a la normalidad con respecto a la primavera (boreal) de 2020 cuando se descubrieron nuevos casos de Covid-19 el mes pasado en Nankín, un foco que se propagó rápidamente a 18 provincias del país.

Para controlar la aparición de nuevos casos, los servicios de inmigración dejarán de expedir temporalmente a los ciudadanos chinos pasaportes y otros documentos necesarios para viajar al extranjero: "a menos que haya una razón imperiosa", dijo a los periodistas Liu Haitao, un responsable de la oficina de inmigración.

Reporta la cifra más alta de nuevos casos desde enero

China informó la cifra más alta de nuevos casos de Covid-19 transmitidos localmente desde enero, mientras algunas ciudades intensificaban las restricciones, recortando vuelos y aumentando las pruebas para enfrentar un brote desatado principalmente por la variante Delta.

Las restricciones de viaje y los cierres llevaron a Nomura a rebajar su pronóstico de crecimiento de julio-septiembre para la segunda economía más grande del mundo, así como su estimación para todo el año, argumentando que el enfoque de tolerancia cero de China al virus se estaba volviendo cada vez más costoso.

Hasta hace poco, China había logrado en gran medida evitar que las infecciones importadas del extranjero desencadenaran importantes brotes locales. Pero desde fines de julio la variante Delta se ha detectado en más de una docena de ciudades chinas, incluida la capital.

China ha informado de 485 casos de transmisión local con síntomas entre el 20 de julio y el 3 de agosto, aunque no está claro de inmediato cuántos involucran la variante Delta. A la madrugada del miércoles, 17 provincias, regiones y municipios reportaban casos de transmisión local con síntomas y sin ellos.

En la actualidad, la epidemia mundial se está intensificando rápidamente y el riesgo de infecciones importadas está aumentando", dijo a periodistas Mi Feng, portavoz de la Comisión Nacional de Salud el miércoles.

"Recientemente, se han detectado casos relacionados con importaciones en muchos aeropuertos, puertos y hospitales, lo que ha provocado una propagación (de infecciones) de cierta escala", agregó.

China ahora tiene 144 áreas consideradas de riesgo alto o medio, la mayor cantidad desde el pico de la epidemia en la primavera de 2020. Las autoridades cancelaron trenes a Pekín desde áreas más riesgosas, con zonas de alto riesgo sujetas a las medidas de contención más estrictas.

China informó 71 nuevos casos de Covid-19 de transmisión nacional para el 3 de agosto, el recuento diario más alto desde el 30 de enero. El número de casos ha aumentado durante cinco días consecutivos desde el 30 de julio.

Incluyendo a los pacientes sintomáticos que llegaron del extranjero, el número de nuevos casos confirmados fue de 96 para el 3 de agosto, frente a los 90 del día anterior. China notificó 27 nuevos casos de coronavirus asintomáticos, que no clasifica como casos confirmados, en comparación con los 41 del día anterior.

erp