El presidente Barack Obama dijo que luchará para asegurar que los exportadores estadounidenses tengan un nivel de juego justo para competir en el comercio global, y destacó que China era un mercado vital donde los estadounidenses estaban dispuestos a participar.

"Nuestras discusiones con China están abordando el importante desafío de crear un campo de juego más nivelado para las empresas estadounidenses que buscan expandir su acceso al creciente mercado chino", dijo Obama en comentarios preparados para un evento sobre las metas comerciales de Estados Unidos.

Obama reiteró también que "elogiaba la decisión de China de permitir la apreciación de su moneda en respuesta a las fuerzas del mercado", algo que según Washington ayudará a hacer más competitivas las exportaciones del país.

En el mismo acto, Obama dijo también que Estados Unidos quiere resolver pronto los temas pendientes que bloquean los tratados de libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

RDS