Pekín. China ha expulsado a la periodista estadounidense Melissa Chan, quien trabaja para el grupo de habla inglesa de Al-Jazeera, de acuerdo con un comunicado emitido el martes por la cadena satelital de televisión catarí.

Al-Jazeera anunció que ha tenido que cerrar su oficina de habla inglesa en Pekín, debido a que las autoridades chinas se negaron a renovar tanto la visa como las credenciales de su corresponsal de prensa Melissa Chan. La expulsión no afecta a la oficina árabe de la televisora.

El Club de Corresponsales Extranjeros de China (CCEC) protestó por la expulsión describiéndola como el ejemplo más extremo de un reciente patrón en el que se usan los visados de periodistas como un intento de censurar e intimidar a los corresponsales extranjeros , manifestó a través de un comunicado. Abundó al exponer: Las organizaciones noticiosas internacionales, no del gobierno chino, tienen el derecho de elegir quién trabaja para ellas en China, de acuerdo con las normas internacionales .

El incidente marcó la primera expulsión china de un periodista extranjero en 14 años, aunque muchos han sido amenazados con ser expulsados y otros han sufrido largos periodos de espera para obtener la aprobación de sus visas. Más recientemente, la semana pasada, la policía de Beijing amenazó con revocar sus visas a una docena de periodistas extranjeros que trataron de ingresar en el hospital donde el activista ciego, Chen Guangcheng, se encuentra confinado desde hace días.