Ciudad de México. Para fortalecer la presencia exterior y salvaguardar la defensa de los derechos humanos de los catalanes, el gobierno de Cataluña analiza las oportunidades de abrir una representación próximamente en México.

Durante su visita de trabajo por la capital del país, el consejero catalán de Acción Exterior, Alfred Bosch, destacó que México es una puerta de entrada muy importante a América Latina. Además, la apertura de una representación del gobierno autónomo catalán reflejaría la estrecha relación bilateral que se ha cultivado con el transcurso de los años.

“Estamos analizando (la apertura de una representación) por la tradición que nos une de relaciones bilaterales desde hace mucho tiempo, y por los intercambios en diversas materias. (Ambos elementos) justifican que en México haya una presencia permanente del gobierno de Cataluña que pueda dialogar con todos los agentes de la sociedad mexicana”, aseguró en entrevista tras su participación con la comunidad catalana en el Orfeó Català de México.

Promoción del voto

El consejero afirmó que promoverá el voto de la comunidad catalana en México donde, en las últimas elecciones, de las 15,000 personas censadas, sólo pudieron votar 250. “Es una obligación del gobierno de Cataluña estar presente en los cinco continentes”, manifestó. Además, afirmó que la futura oficina trabajará para mejorar las relaciones con la cultura, los centros formativos, el deporte, el turismo, el comercio y la política mexicana.

“Históricamente, la relación con México ha sido buena, desde el exilio republicano”, comenta Bosch quien montó un arreglo floral junto al busto de Lázaro Cárdenas, en el Parque España.

Sobre la crisis política catalana, el consejero dijo: “Con el nuevo gobierno mexicano pensamos que habrá mucha comprensión respecto a lo que estamos viviendo en Cataluña y del problema (que ha significado) encontrar una salida democrática al conflicto que tenemos con el reino de España”.

Sobre López Obrador, dijo: “Compartimos la política que él está llevando a cabo, en relación con las comunidades indígenas y con el pasado; compartimos plenamente su visión de que hubo un genocidio el cual debe condenarse, decirlo abiertamente y asumir responsabilidades”.