La Habana.- El presidente cubano, Raúl Castro, puntualizó que las naciones de América Latina y el Caribe demandan una mejor distribución de los ingresos y se pronunció porque la riqueza de la región se convierta en el motor para la eliminación de las desigualdades.

Al inaugurar la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que agrupa a 33 naciones y cuyo tema central es La lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad , Castro dijo que si bien durante los últimos años se han generado avances en el combate a la desigualdad, éstos han sido lentos, fragmentados e inestables.

Dijo que datos de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) indican que la tasa de pobreza en la región alcanzó en el 2012, como mínimo, 28.2% de la población, es decir, 164 millones de personas, mientras que la tasa de indigencia-pobreza extrema fue 11.3%, unos 66 millones de habitantes.

En este sentido dijo que América Latina y el Caribe demandan el acceso universal gratuito a una educación de calidad, al pleno empleo, a mejores salarios, la erradicación del analfabetismo, el establecimiento de una verdadera seguridad alimentaria, entre otras cuestiones.

Todos son objetivos alcanzables, cuya consecución medirá el progreso de nuestra región. Tenemos todas las condiciones para revertir la situación actual , previó.

Ante los mandatarios convocados a la reunión, entre ellos Enrique Peña Nieto, Raúl Castro se pronunció porque la riqueza de la región se convierta en el motor para la eliminación de las desigualdades.

Debemos ejercer plenamente la soberanía sobre nuestros recursos naturales y plantearnos políticas adecuadas en relación con la inversión extranjera y con las empresas trasnacionales que operan en los países que componen la Celac, prosiguió.

Dijo que en materia de educación, la región enfrenta brechas significativas , tanto en términos del acceso, como en la calidad. Contamos con todas las posibilidades, los recursos y las metodologías para desterrar el analfabetismo de la raíz de América Latina y el Caribe, dijo Castro Ruz, a la vez que apuntó: Nada de lo que nos proponemos hacer será posible sin pueblos educados y cultos .

CONDENA ESPIONAJE

En su intervención, el líder cubano refirió que durante el 2013 fue develado un presunto sistema de espionaje de las comunicaciones por parte del gobierno de los Estados Unidos, y del que fueron blanco jejas y jefes de Estado y de gobierno, organismos internacionales, partidos políticos, empresas y ciudadanos de la región.

Otro asunto que genera gran preocupación por sus potencialidades para provocar conflictos internacionales es el empleo encubierto e ilegal por individuos, organizaciones y estados, de los sistemas informáticos de otras naciones, para agredir a terceros países .

Consideró que el camino para prevenir y enfrentar las amenazas es la cooperación mancomunada entre todos los estados, al igual que para evitar que el ciberespacio se convierta en un teatro de operaciones militares .

El Presidente de Cuba agradeció a los líderes presentes la muestra de solidaridad ante el criminal bloqueo impuesto a la isla durante más de medio siglo, así como por la injusta inclusión de Cuba en la lista de patrocinadores del terrorismo .

mac