Los gobiernos de Argentina, Chile y Canadá se sumaron a las medidas preventivas tomadas por otros países europeos con motivo de la aparición de una nueva cepa de coronavirus en Reino Unido.

Las autoridades de estos tres países anunciaron la tarde del domingo la suspensión de los vuelos desde y hacia Gran Bretaña.

Argentina

El último vuelo de ese origen llegará a Argentina en la mañana del lunes 21 de diciembre y sus pasajeros deberán cumplir una cuarentena de siete días, en medio de la alarma global disparada por la nueva cepa del coronavirus SARS-CoV-2.

"La decisión fue adoptada en el marco de las acciones que se vienen llevando adelante en relación al nuevo coronavirus (Covid-19), ante la dinámica de eventos registrados en países del continente europeo", señaló el gobierno argentina a través de un comunicado.

Chile

Chile canceló los vuelos con Reino Unido y prohibió el ingreso de extranjeros que hayan estado en los últimos 14 días en ese país europeo, afectado por la aparición de una nueva cepa de Covid-19, informó la noche del domingo el gobierno.

La cancelación afecta a "los vuelos directos" entre Chile y Reino Unido, mientras que la prohibición recae sobre "los extranjeros no residentes" que hayan estado las últimas dos semanas en ese país, según indicó un comunicado oficial.

En tanto, los chilenos y extranjeros residentes en Chile que visitaron Reino Unido en las últimas dos semanas, deberán realizar una cuarentena obligatoria de 14 días.

Las restricciones comenzarán a regir desde el próximo martes 22 de diciembre y se extenderán por dos semanas, detalló el comunicado emitido por el gobierno chileno.

Canadá 

Canadá decidió suspender los vuelos de pasajeros provenientes de Reino Unido por 72 horas a partir de la medianoche del domingo 20 de diciembre, anunciaron las autoridades.

"Dado el gran número de casos de una variante del Covid-19 observado en algunas áreas de Reino Unido, ha sido tomada la decisión de suspender la entrada a Canadá de todos los vuelos comerciales y privados de pasajeros provenientes de Reino Unido por 72 horas", asegura un comunicado de las autoridades sanitarias canadienses.

La decisión fue tomada tras una reunión el domingo de varios miembros del gabinete con el primer ministro, Justin Trudeau.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó este fin de semana a "reforzar los controles" en Europa.

Fuera del territorio británico, se detectaron varios casos en Dinamarca (9), uno en Holanda y otro en Australia, según la OMS, que recomendó a sus miembros "incrementar sus (capacidades de) secuenciación" del coronavirus.

Varios países, entre ellos Francia, Bélgica, Italia, Colombia y El Salvador, también decidieron suspender temporalmente los vuelos provenientes de suelo británico ante la inquietud por esta nueva cepa.

kg