El primer ministro británico, Gordon Brown, prometió este jueves jugar su papel para garantizar un gobierno estable, después de que los opositores conservadores ganaran las elecciones generales, pero sin llegar a la mayoría absoluta.

Mi deber con el país es que salga de esta elección; jugar mi papel para que Gran Bretaña tenga un gobierno fuerte, estable y de principios , declaró Brown tras ser reelegido Diputado por la circunscripción de Kirkcaldy and Cowdenbeath (Escocia).

Los comentarios de Brown se producen después de que varios ministros laboristas mencionaran la posibilidad de una coalición con los liberaldemócratas, que permitiría al Primer Ministro mantenerse en el poder, pese a haber sido superado por sus rivales conservadores.