Una gran tormenta invernal que ascendió desde las Carolinas hacia Maine cubrió el jueves la costa atlántica de Estados Unidos de nieve y trajo consigo vientos que posiblemente provocarán una caída récord de la temperatura.

La tormenta, con una potencia de viento comparable a la de un ciclón, amenaza con dejar hasta 30 centímetros de nieve en algunas partes de Nueva York, Nueva Jersey y la región de Nueva Inglaterra, zona en la que se espera que se den las condiciones más extremas en las próximas 48 horas, cuando se producirá un descenso aún mayor  de las temperaturas por la bajada desde el norte de una corriente polar ártica, que unida al viento hará que la sensación térmica pueda marcar mínimos históricos.

Las autoridades de Carolina del Norte dijeron que dos personas murieron cuando la camioneta en que viajaban se salió de un camino cubierto de nieve y cayó a un arroyo el miércoles por la noche en el condado de Moore, donde no se había pronosticado nieve. La Patrulla de Caminos respondió a 700 choques y 300 pedidos de socorro.

Nieve hasta los tobillos y ráfagas de hasta 80 km/h cubrieron la Avenida Costera de Ocean City, Maryland, donde regía un aviso de tormenta de nieve. En Margate, Nueva Jersey, habían caído 10 centímetros de nieve.

Se pronostican ráfagas de 80 a 10 km/h, de fuerza suficiente para derribar árboles y postes eléctricos, en partes de Delaware, Virginia y Maryland, la costa de Nueva Jersey, el este de Long Island, Nueva York y la costa de Nueva Inglaterra.

Iguanas caen en Miami

Hace tanto frío en Florida que las iguanas se están cayendo de sus perchas en árboles en los suburbios.

El Servicio Nacional de Meteorología en Miami dijo que las temperaturas cayeron por debajo de 5 grados Celsius el jueves por la madrugada en partes del sur de Florida. Eso es lo suficientemente frío para inmovilizar a las iguanas verdes comunes en los suburbios de Miami.

El columnista del Palm Beach Post, Frank Cerabino, colocó en Twitter una foto de una iguana yaciendo bocarriba junto a su piscina. WPEC-TV subió fotos de una iguana en similar posición en un camino en el condado Palm Beach.

Las iguanas verdes son una especie exótica en Florida conocida por comerse plantas en jardines y cavar madrigueras que minan la infraestructura.

No son el único reptil afectado por la ola de frío esta semana: las tortugas marinas también se inmovilizan cuando caen las temperaturas.

Al fenómeno que está causando el mal tiempo se le conoce como “huracán bomba”, un proceso conocido como bombogénesis.