El presidente Joe Biden prometerá una contribución de 4.000 millones de dólares de Estados Unidos al mecanismo global de vacunación anticovid Covax, durante una reunión virtual del G7 el viernes, informó la Casa Blanca.

Un primer tramo de 2,000 millones de dólares se liberará "muy rápidamente", dijo el jueves un alto funcionario estadounidense que pidió no ser identificado. Un segundo tramo de 2,000 millones se sumará gradualmente durante dos años, en 2021 y 2022, añadió.

El Covax, codirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Alianza para las Vacunas Gavi y la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (Cepi), fue creado en junio de 2020 para garantizar un acceso rápido y equitativo a las vacunas contra el Covid-19 en todo el mundo.

"Estados Unidos está realmente emocionado de hacer su primera contribución al Covax", dijo el funcionario de la Casa Blanca. "Creemos que es vital desempeñar un papel en la lucha contra la pandemia a nivel mundial".

Apuntó que, aunque Estados Unidos está "dando prioridad" a las necesidades internas, la asistencia a otros países "disminuye el riesgo para todos en el mundo, incluidos los estadounidenses, y también disminuye el riesgo de variantes" del virus.

Por ahora, el foco está en aportar fondos para la compra de nuevas vacunas, pero "cuando tengamos un suministro suficiente es nuestra intención evaluar la donación de vacunas sobrantes", señaló el funcionario.

La primera reunión virtual del Grupo de los Siete (G7), centrada en la pandemia de coronavirus y el clima, está programada para el viernes sobre las 8 de la mañana, hora Ciudad de México.

La cita convocará a los líderes de Estados Unidos, Canadá, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Japón, en presencia de los jefes de la Unión Europea, y será presidida por el primer ministro Boris Johnson.

Londres asumió la presidencia rotatoria del grupo y planea ser anfitrión de una cumbre de sus líderes en un balneario de Cornualles en junio.

rrg