La Comisión Electoral rusa denunció este sábado ciberataques procedentes del extranjero dirigidos a sus sitios webs, en el segundo día de celebración de las elecciones legislativas, por las que las autoridades presionaron a los gigantes tecnológicos.

Los comicios, que terminarán el domingo, se organizan tras meses de represión contra el movimiento del opositor Alexei Navalni y sus aliados, quienes pidieron a los rusos que "voten inteligentemente", eligiendo a los candidatos en mejor posición para vencer a los que se hallan en el poder.

Este sábado, las autoridades electorales aseguraron haber sufrido "tres ciberataques" organizados "desde países extranjeros".

Según un responsable de la Comisión Electoral, Alexandre Sokoltchuk, dos apuntaron a las páginas web de su institución y un tercero intentó sobrecargarlo mediante la denegación del servicio.

"El ataque fue bastante poderoso", señaló Sokoltchuk, citado por agencias de noticias rusas, asegurando que otros ataques se estaban preparando para el domingo, cuando finalizan las elecciones.

Sin embargo, Sokoltchuk no especificó qué países estarían detrás de este ataque.

La oposición rusa acusó el viernes a los gigantes estadounidenses de Internet, Google y Apple, de "censura" tras la eliminación de una aplicación electoral móvil que tenía como objetivo dar consignas de voto a los rusos.

Las autoridades llevan meses trabajando para bloquear el acceso a estas instrucciones desarrolladas por Navalni, el gran rival del Kremlin, actualmente entre rejas y cuyas organizaciones han sido clasificadas de "extremistas".

Según la lista de violaciones que mantiene la ONG de derechos electorales Golos, hasta el segundo día de la votación, se denunciaron más de 2,700 irregularidades, incluido el relleno de las urnas y la presión para acudir a votar.

kg