Bagdad.- Al menos 35 personas murieron en atentados perpetrados este jueves en el país, especialmente en dos atentados en el norte de Bagdad, en el barrio chiita de Sadr City, informaron fuentes de seguridad iraquíes.

La más importante explosión, que tuvo lugar en un mercado de motocicletas en la zona mayoritariamente chiita de Sadr City, causó 25 muertos e hirió a más de 45 personas, según nuevo balance de las fuentes.

Otro coche bomba en Sadr City mató al menos a una persona e hirió al menos cinco.

La capital iraquí es objeto cotidiano de ataques con bomba y tiroteos, y de ataques coordinados periódicos con coches bomba, que dejan por lo regular saldos de decenas de muertos.

En el norte de Irak, una bomba explotó a la orilla de la carretera al paso de una patrulla de la milicia anti Al Qaida, al sur del área de Sharqat, matando a dos personas.

Y en Kirkuk, la ciudad pluriétnica del norte de Irak, tres soldados murieron en enfrentamientos con insurgentes, según las fuentes.

En otros ataques, dos soldados murieron en Michahada (al norte de la capital), en la explosión de un coche bomba, y dos civiles murieron por la explosión de una bomba cerca de un puesto de policía en Tuz Jurmatu.

El miércoles murieron 13 personas en Irak.

La violencia ha matado a más de 680 personas desde el inicio del mes, y a 1,650 en lo que va del año, según cálculos de la AFP con base en fuentes medicas y de seguridad.

apr