Garijam. Un ataque de Boko Haram el sábado en un funeral en el noreste de Nigeria dejó 65 muertos, informó el presidente del gobierno local, Muhammed Bulama.

Docenas de cuerpos fueron descubiertos este domingo tras el ataque de hombres armados la víspera en un pueblo cerca de la capital regional Maiduguri. “Hay 65 muertos y 10 heridos”, dijo Bulama.

Puntualizó que más de 20 personas murieron en el ataque inicial en el funeral el sábado, mientras que docenas más fueron asesinadas cuando intentaban perseguir a los yihadistas.

“Las primeras 23 personas murieron cuando volvían de Badu Kuluwu. Las otras 42 fueron asesinados mientras perseguían a los terroristas”, expuso el líder de la milicia local Bunu Bukar Mustapha.

Los atacantes a bordo de tres motocicletas abrieron fuego contra un grupo de hombres cuando regresaban de un funeral en el distrito de Nganzai, cerca de la capital del estado, Maiduguri, indicó Bukar Mustapha, citado por el diario nigeriano Vanguard.

Los combatientes de Boko Haram han intensificado sus ataques en el distrito de Nganzai. El jueves anterior atacaron un campamento para personas desplazadas en las afueras de Maiduguri, matando a dos residentes y saqueando suministros de alimentos después de quemar una base militar cercana.

Tras casi 10 años de conflicto, la insurrección de los yihadistas de Boko Haram causó 27,000 muertes en Nigeria y más de 1.7 millones de personas siguen sin poder volver a sus casas.