El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, declaró que, ante las poderosas voces que se alzan con un discurso que promueve la discriminación, exclusión y xenofobia, es momento de que naciones que creen en la democracia, alcen la voz.

Durante la ceremonia de Inauguración de la Semana Árabe en México 2017, señaló que éste es un momento en el que los individuos y las naciones que creemos en el respeto y la tolerancia, en los valores de la democracia y por supuesto en el respeto a los derechos humanitarios de la persona no podemos permanecer callados, debemos alzar la voz, hacerlo con convicción y con vigor, y eso es una voz que se debe traducir en acciones .

Videgaray no señaló de manera directa el veto del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a siete países, particularmente, musulmanes; sin embargo, aseguró que es a partir de la aceptación de los distintos, reconociendo las semejanzas y las diferencias como podemos siempre construir un mundo mejor .

Aseguró que el México contemporáneo se ha enriquecido de manera muy importante con miles de inmigrantes árabes que llegaron a nuestro territorio y revitalizaron el ámbito político, empresarial, cultural y social.

Asimismo, dijo que nuestro país tiene los brazos abiertos a los flujos migratorios provenientes de las naciones árabes.

Hoy la comunidad árabe es parte integral de la sociedad mexicana, y sus aportaciones se han venido fortaleciendo generación tras generación, por supuesto, México ha abierto sus brazos a los inmigrantes árabes y lo seguiremos haciendo, por principio, por convicción y con gran alegría, sostuvo.

En su oportunidad, el embajador de Libia, Muftah Altayar, expuso que las religiones no pertenecen al terrorismo.

Ciudades santuario nuevamente en la mira de Trump

Desde Washington DC, Estados Unidos, el fiscal general, Jeff Sessions, amenazó con un recorte de fondos federales a las denominadas ciudades santuario aquellas que prometieron no colaborar con la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) en contra de la inmigración indocumentada si continúan con su apoyo a los migrantes irregulares.

En conferencia de prensa celebrada en la Casa Blanca, declaró: urjo vigorosamente a los estados, ciudades y condados del país a considerar cuidadosamente el daño que están haciendo a sus ciudadanos por negarse a cumplir nuestra ley migratoria y a repensar sus políticas .

Sessions argumentó que las políticas de estas ciudades van en detrimento a la seguridad estadounidense, están en juego la seguridad pública y la seguridad nacional y los ponen en riesgo de recibir fondos federales . Varios alcaldes rechazaron la promesa de Sessions.

ana.langner@eleconomista.mx