Nueva York. Amazon va a dejar de albergar en sus servidores la red social Parler, muy apreciada por extremistas de derecha en Estados Unidos y acusada de difundir contenidos violentos, después de que Google y Apple retiraran la aplicación de sus plataformas de descargas.

La decisión de Amazon, que suspenderá la cuenta de Parler a partir del día de hoy, debería impedir temporalmente el acceso a la plataforma.

En una carta enviada a la red social y difundida por BuzzFeed, Amazon dijo haber "observado recientemente un aumento persistente de contenidos violentos".

"Teniendo en cuenta los desafortunados acontecimientos ocurridos esta semana en Washington, hay un riesgo real de que este tipo de contenidos incite más a la violencia", añadió la compañía estadounidense, recordando la invasión del Congreso por seguidores del presidente Donald Trump el miércoles.

Parler se ha convertido en un refugio para algunos internautas indignados con la política de moderación de las redes sociales como Twitter, que cerró definitivamente la cuenta de Trump el viernes.

En la red conservadora se han difundido mensajes de apoyo a quienes irrumpieron en el Congreso e incluso algunos en los que se convocaban nuevas protestas contra el resultado de las presidenciales de noviembre, ganadas por el demócrata Joe Biden.

El fundador de Parler, John Matz, confirmó en su perfil que puede que "la red social no esté disponible en internet durante una semana" tras la decisión de Amazon.

"Vamos a hacer todo lo posible por encontrar un nuevo proveedor rápidamente", agregó.

Google y Apple ya retiraron Parler de sus plataformas de descargas.

Esas decisiones tuvieron, sin embargo, menos consecuencias que la de Amazon. Complicaron el acceso a Parler en los teléfonos celulares, pero quienes ya tuvieran la aplicación podían seguir usándola o entrar a la web de la red social.

A sus inicios en el 2018, Parler era sobre todo un territorio de extremistas, pero ahora atrae a conservadores más tradicionales, incluidos congresistas republicanos.

Libertad de expresión

Frente al cerco que las redes sociales han levantado a Trump, han surgido críticas entre los cercanos a Trump.

"La libertad de expresión murió y está controlada por jefes izquierdistas", dijo Donald Trump Jr, hijo del presidente.

"¿Quien será el próximo en ser silenciado?", se preguntó Rudy Giuliani, abogado personal de Trump, en tanto el secretario de Estado Mike Pompeo alzó su voz contra "la izquierda". "Tristemente, esta no es una táctica nueva de la Izquierda. Trabajaron durante años para silenciar las voces de quienes se le oponen", afirmó.

El influyente senador Ted Cruz calificó de "absurdas y profundamente peligrosas" las decisiones de las redes sociales.

"¿Por qué un puñado de multimillonarios de Silicon Valley tiene el monopolio del discurso político?", se preguntó.