El sábado, el presidente venezolano, Hugo Chávez, y otros líderes del bloque izquierdista Alba respaldaron a Argentina en su larga disputa con Gran Bretaña por las Islas Malvinas.

El canciller argentino, Héctor Timerman, agradeció a Chávez y a los otros presidentes por su apoyo en la reunión en Caracas.

El tema de las Islas Malvinas es algo que nos preocupa, sobre todo por el lenguaje que ha venido surgiendo, saliendo, desde los voceros del gobierno británico, acusando a Argentina de colonialista... el mundo al revés, pues , expuso Chávez.

La disputa se calentó hace poco, cuando el príncipe Guillermo, piloto de un helicóptero de la Real Fuerza Aérea, fue asignado a las islas junto con un buque de guerra, el HMS Dauntless en la víspera de la celebración del 30 aniversario de la invasión argentina a las islas en 1982, que provocó una guerra de 10 semanas entre ambas naciones.

Argentina, que reclama que Gran Bretaña le robó el archipiélago desde hace 180 años, ha protestado enérgicamente este despliegue bélico.

Los ocho países miembros del bloque de la Alianza Bolivariana o Alba aprobaron un acuerdo para restringir el atraco en sus puertos de barcos que porten banderas de las Islas Malvinas.

No se le ocurra al imperio viejo, destartalado, creer que la Argentina está sola como hace 30 años, aquí está la América del Sur, aquí está la América Latina, aquí estamos pues , acusó Chávez.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, sugirió que los países del bloque americano tomen medidas más enérgicas. Tenemos que hablar de sanciones , indicó Correa.